Ir al contenido principal

GUÍA DE LECTURA: EL ÁRBOL DE LA CIENCIA




GUÍA DE LECTURA: EL ÁRBOL DE LA CIENCIA

  1. EL AUTOR Y SU OBRA

Resultado de imagen para PIO BAROJAPío Baroja nació en San Sebastián en 1872 y murió en Madrid en 1956. Estudió Medicina y se doctoró con una tesis sobre El dolor, pero ejerció poco tiempo como médico. En Madrid regentó la panadería de su tía, pero pronto sus contactos con escritores lo llevaron a entregarse de lleno a su vocación literaria. Viajó por distintos países de Europa y en 1935 ingresa en la Real Academia. Durante la Guerra Civil vivió en Francia, y a partir de 1940 se instaló definitivamente en Madrid, donde recuperó su vida sosegada y su quehacer cotidiano.
Bajora fue un hombre de talante solitario y amargado (él mismo se calificaba como un hombre “enfermo” por tener más sensibilidad de la necesaria). En su obra proyecta su pesimismo sobre el hombre y el mundo (influenciado por Nietzsche, Kieerkegaard y Schopenhauer, especialmente), pero a la vez es capaz de sentir una inmensa ternura por los seres desvalidos o marginados. Para Baroja, el mundo carece de sentido; la vida le resulta absurda y no alberga ninguna confianza en el hombre. Esto, unido a su escepticismo religioso (motivos recurrentes en la crisis de principios de siglo),  explican la desazón existencial y el hastío vital de muchos de sus personajes. A su vez, sintió siempre una añoranza de acción; en muchos de sus personajes proyectaría un ideal de “hombre de acción” que a él le hubiese gustado ser y que tanto contrasta con lo que fue su vida.
Resultado de imagen para PIO BAROJABaroja fue un escritor fecundísimo. Su producción se compone de más de setenta novelas (escritas al ritmo de unas dos por año), la mayoría agrupadas en trilogías. Se ambientan preferentemente en el País Vasco o en Madrid. Sus protagonistas son con frecuencia seres abúlicos e inadaptados, abocados al fracaso (como Andrés Hurtado, el protagonista de El árbol de la ciencia); otros, en cambio, se distinguen por su carácter dinámico y aventurero (Martín Zalacaín, de Zalacaín el aventurero). También escribió Memorias de un hombre de acción, 22 volúmenes que constituyen una historia novelada de nuestro siglo XIX a través de la vida de su protagonista. Finalmente escribió numerosos cuentos, novelas cortas, ensayos, libros de viajes, biografías e incluso obras dialogadas y un libro de versos.  

  1. GÉNESIS Y SIGNIFICACIÓN DE LA NOVELA

Resultado de imagen para PIO BAROJA
Baroja consideró El árbol de la ciencia como la mejor de sus novelas. Para Azorín, este libro “resume, mejor que ningún otro libro, el espíritu de Baroja”. La novela –escrita en 1911– tiene mucho de autobiografía y refleja perfectamente la sensibilidad y los conflictos espirituales de su época.  Muchos la consideran no solo como la novela más barojiana, sino como la más típica de la generación del 98; para otros, la novela es precursora de los temas de las corrientes existencialistas contemporáneas. El propio Baroja la definió como una novela filosófica; los conflictos existenciales constituyen, en efecto, el centro de la obra.

  1. ARGUMENTO: HISTORIA DE UNA DESORIENTACIÓN EXISTENCIAL
La novela desarrolla la vida de Andrés Hurtado, un personaje perdido en un mundo absurdo y en medio de circunstancias adversas que constituyen una sucesión de desengaños. El ambiente familiar hace de Andrés un muchacho reconcentrado y triste; su sed de conocimiento choca con el ambiente universitario: la universidad y la ciencia españolas atraviesan un estado lamentable. Su contacto con los enfermos de los hospitales y su descubrimiento de miserias y crueldades constituyen un nuevo motivo de depresión. Al margen de sus estudios, Andrés descubre nuevas lacras: las que rodean a Lulú, la mujer que ocupará un puesto esencial en su vida; la larga enfermedad y posterior fallecimiento de su hermano pequeño, Luis, lo que lo conducirá hacia el escepticismo ante la ciencia y la vida en general. Todo en su vida está abocado a un callejón sin salida: el ambiente deforme del pueblo en donde comienza a ejercer como médico le produce un malestar continuo; Madrid también le produce angustia. Andrés se convierte en un espectador de la injusticia social, lo que lo lleva a un absoluto pesimismo en la vida y en el hombre; se aísla cada vez más y adopta una postura pasiva en busca de una paz desencantada (es la abulia noventayochista). Su matrimonio con Lulú le traerá una paz transitoria, que pronto llegará a su fin con la muerte de su hijo y de su mujer, definitivo desengaño que llevará a Andrés al suicidio.


  1. ESTRUCTURA
La novela se compone de siete partes que suman 53 capítulos de extensión generalmente breve. La figura de Andrés Hurtado da unidad al relato. Su trayectoria va hilvanando multitud de elementos (tipos, anécdotas, disquisiciones…) con esa libertad tan característica del estilo de Baroja. La obra se podría dividir en dos ciclos o etapas de la vida del protagonista: una primera etapa (partes I-III) dedicada, por un lado, a las primeras experiencias y formación del protagonista (partes I-II), y, por otro, al desengaño a raíz de la enfermedad y muerte del hermano. A continuación le sigue un intermedio reflexivo (parte IV), para continuarse con el segundo ciclo (partes V-VII), con la búsqueda infructuosa de una solución vital, el matrimonio, la muerte de su hijo y de su mujer y su posterior suicidio.

  1. LOS PERSONAJES
  • Andrés Hurtado es el personaje protagonista. Es un personaje antisocial que odia la sociedad, siente desprecio por los ricos (aunque tampoco siente demasiada simpatía por los pobres). Se siente solo incluso entre su familia. Aunque eligió la carrera de medicina, no acaba satisfaciéndolo debido a su contacto con las personas. Sus ansias de aprender lo llevan a pensar mucho en cuestiones filosóficas que discutía siempre con su tío Iturrioz. Estas preguntas lo perturbaban interiormente y finalmente acaban con su vida. La muerte de su mujer, Lulú, después de tener un niño muerto, lo hunden en una depresión que no soporta y opta por suicidarse.
  • Lulú es uno de esos espléndidos tipos de mujer que son frecuentes en Baroja, quien la presenta como “un producto marchito por el trabajo, por la miseria y por la inteligencia”; es graciosa y amarga, lúcida y mordaz. Tiene un fondo muy humano y muy noble, y muestra una singular ternura por los seres desvalidos. Por encima de todo, valora la sinceridad y la lealtad.
  • Otros personajes son: el padre de Andrés, despótico y arbitrario; Alejandro, el hermano al que Andrés no soporta; Aracil, cínico y vividor sin escrúpulos; el hermano Luisito, que fallece tras una dura enfermedad; Iturrioz, el filósofo; Montaner, el amigo con aires de aristócrata que acaba pobre y humillado; Fermín Ibarra, el chico enfermo de artritis…
La galería de personajes es amplísima: profesores, estudiantes, enfermos, personal sanitario, amigos y vecinos de las Minglanillas, gentes del pueblo, etc. Podría hablarse de personajes colectivos, en tanto que su papel esencial es la constitución de una atmósfera insustituible. Los personajes principales son redondos, puesto que evolucionan a lo largo de la obra; en cambio, en los personajes secundarios normalmente la figura se nos da hecha de una vez por todas.

  1. LA REALIDAD ESPAÑOLA QUE PROYECTA LA NOVELA

Resultado de imagen para el arbol de la ciencia pio barojaLos personajes y ambientes de la novela constituyen un mosaico de la vida española de la época. Son los años en torno al desastre del 98. Así, a propósito de los estudios de Andrés, se traza un cuadro sombrío de la pobreza cultural del país (se insiste en la ineptitud de los profesores y en el desprecio por la ciencia y la investigación). En relación a los aspectos sociales, se muestran las más diversas miserias y lacras sociales.
Por otro lado, la novela proyecta la oposición campo/ciudad: el mundo rural (Alcolea del Campo) se muestra inmóvil y presidido por la insolidaridad y la pasividad ante las injusticias; también se denuncia el caciquismo, que conlleva la ineptitud o rapacidad de los políticos. La ciudad (Madrid) también se caracteriza por la miseria, con la que se codea la despreocupación de los pudientes y de los “señoritos juerguistas”. Ante esta injusticia social, Andrés siente una cólera impotente.

  1. EL ESTILO
El estilo es coherente con el ideal barojiano de espontaneidad narrativa. El autor lleva al extremo la tendencia antirretórica de los noventayochistas. El autor siente preferencia por la frase corta y el párrafo breve; se caracteriza por la prosa rápida, nerviosa, vivísima, con un tono agrio, en correspondencia con el temperamento amargado de su autor. Como contrapunto, con frecuencia aparecen inesperadas páginas de inmensa ternura. Destaca la viveza y amenidad del relato, así como el especial relieve de sus descripciones: en general, son pinturas rápidas, hechas de pinceladas escuetas que, con unos detalles significativos, producen en el lector una intensa impresión de realidad (técnica impresionista). Por último, la naturalidad barojiana alcanza manifestaciones eminentes en la autenticidad conversacional de los diálogos (con frecuencia aparecen términos coloquiales y vulgarismos), en que el autor se muestra como maestro insuperable. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEMAS DE ROMEO Y JULIETA

SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOS

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES
SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOSLos principales subgéneros periodísticos son nueve: tres de tipo informativo, cuatro de carácter más subjetivo o de opinión y dos subgéneros mixtos. Los primeros están formados por la noticia, el reportaje y la entrevista; los que se denominan de opinión están formados por el artículo de opinión, la columna, el editorial y las cartas al director; por último, entre los géneros mixtos destacamos la crónica y la crítica cultural.
1) GÉNEROS INFORMATIVOS
LA NOTICIALa noticia es el género más característico del lenguaje periodístico y consiste en un breve relato en el que se informa sobre un hecho ocurrido recientemente. Constituye el elemento primordial de la información periodística y el género básico del periodismo Sus dos rasgos particulares son la brevedad y la objetividad, y su propósito no debería ser otro que el de informar de un suceso sin añadir ningún tipo de análisis o de comentario.
Los rasgos formales que caracterizan a l…

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA El autor William Shakespeare (Stratford-on-Avon 1564-1616) no es solo el más importante dramaturgo inglés del siglo XVII, sino una de las cumbres de la literatura universal. Hijo de un guantero (o comerciante de cueros y lanas) que llegó a ser alcalde, su familia había caído en desgracia, acusada de comercio ilegal de lana. En 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Ana Hathaway, de la que tuvo una hija y dos gemelos, pero no fue un matrimonio bien avenido, y él la abandonó. En 1587, Shakespeare marchó a Londres, donde entró en contacto con el ambiente teatral, al principio guardando los caballos de los espectadores nobles, luego como actor y posteriormente como autor anónimo. En 1589 escribió su primera obra dramática, Pericles, y dos años después, El rey Enrique VI. A partir de entonces, no cesa de escribir obras En 1594 Shakespeare dio un gran salto en su carrera y en sus pretensiones económicas, pues pasa a ser coempresario y a…