Ir al contenido principal

LA METAMORFOSIS Y LA OBRA LITERARIA DE KAFKA

LA METAMORFOSIS Y LA OBRA LITERARIA DE KAFKA

            La escritura de Kafka, a pesar de no ser muy extensa, es considerada una de las más influyentes del siglo XX. Kafka escribió relatos, novelas, cartas y diarios. Durante su vida, Kafka solo publicó tres colecciones de relatos breves (Contemplación, El médico rural y Un artista del hambre) y cuatro relatos lagos (La condena, El fogonero, La metamorfosis y En la colonia penitenciaria), por lo que su obra pasó prácticamente inadvertida hasta después de su muerte. Con anterioridad a su fallecimiento, dio instrucciones a su amigo y albacea Max Brod de que destruyera todos sus manuscritos, pero este no lo hizo. Tras su muerte se publicaron sus novelas (algunas inconclusas) El desaparecido, El proceso y El castillo, casi un centenar de relatos, los diarios y centenares de cartas (entre ellas su famosa Carta al padre). Hoy aún prosigue la búsqueda de los papeles desaparecidos de Kafka (muchos de los cuales fueron requisados por la Gestapo) a escala internacional. Todas sus páginas publicadas, excepto varias cartas en checo dirigidas a Milena, se encuentran escritas en alemán.
            Los escritos de Kafka, expresivos como ninguno de las ansiedades y la alienación del hombre del siglo XX, pronto despertaron el interés tanto del público como de la crítica. Su importancia fue tal que se acuñó el término kafkiano para describir situaciones similares a las que se reflejan en sus obras.
            Los temas de los escritos de Kafka son recurrentes: el conflicto generacional entre padres e hijos, la imposibilidad de realizarse como individuo en una sociedad gobernada por el azar y la relación del hombre con un poder absurdo, anticipo del horror de los totalitarismos que surgirían poco después en Europa. Kafka nos presenta en sus escritos un mundo inhumano, que somete, condena y degrada al hombre. Todo ello convierte al autor en un precursor en la denuncia de la deshumanización contemporánea.

            La metamorfosis (1915)

            La metamorfosis (relato escrito en 1912 y publicado en 1915) es la más acabada y perfecta obra de Kafka,  juzgada por su autor (tan autoexigente con sus escritos) digna de ser publicada. La obra es –en palabras de Ignacio Arellano– “una terrible fábula de la incomunicación humana”. La obra narra la historia de Gregorio Samsa, un comerciante de telas que vive con su familia, a la que mantiene con su sueldo, quien un día amanece convertido en una criatura no identificada claramente en ningún momento, pero que tiende a ser reconocida como una especie de escarabajo gigante. A partir de ahí la novela relata el camino que sigue el protagonista desde que toma conciencia de que es un enorme monstruo hasta su muerte. Kafka nos va presentando, aparte de los pensamientos del protagonista, las reacciones de los que tiene alrededor (por un lado su familia, compuesta por su padre, su madre y su hermana; y por otro su jefe, la sirvienta y los huéspedes de la casa).
            La metamorfosis se divide en tres partes. La primera se centra en la mañana en la que Gregor descubre su transformación; esta parte finaliza cuando el padre consigue meterlo en su habitación y sufre por primera vez heridas en su nuevo cuerpo. La segunda parte se inicia horas después y se centra en torno a la cotidianeidad de Gregor; termina de la misma manera que la primera: el padre le lanza manzanas en su afán por volverlo a meter en su habitación y lo hiere de gravedad. La tercera parte es la del declive de Gregor: en esta ocasión serán las palabras de su hermana, Grete, las que lo rematan y aceleran su muerte en soledad.
            El relato destaca por el carácter simbólico que adquiere lo absurdo cuando falta la explicación lógica en la vida y en el destino de una persona. El autor parte de un hecho fantástico, la transformación de una persona en escarabajo, y esta adquiere una dimensión simbólica y un gran poder sugestivo cuando el cambio es asumido con aparente tranquilidad por el resto de su familia. El insecto se convierte en un símbolo de la incomunicación del individuo frente a ese mundo exterior que lo rechaza y aísla.
            En cuanto al estilo, la obra presenta una prosa sobria, objetiva, sin adornos, concisa, pero de gran fuerza expresiva y amarga ironía.
            La obra ha tenido numerosas interpretaciones: entre las más obvias están las referidas al individuo impotente en manos de una instancia superior, autoritaria, que lo rechaza por ser diferente. Otros temas son la soledad de las relaciones rotas y el egoísmo humano. Algunos autores han querido ver también en esta historia una alegoría de las diversas actitudes que toma el ser humano ante la enfermedad grave e irreversible y cómo a pesar de todo la vida continúa.


            Ha habido multitud de estudiosos que han intentado (e intentan) encontrarle sentido a la obra de Kafka, interpretándola en función de todos los puntos de vista posibles: filosófico, literario, psicoanalítico, religioso o sociológico. En cualquier caso, se trata de una de las figuras capitales de la literatura y la cultura contemporáneas.





Comentarios

  1. Hola, ¡maravillosa nota! La imagen de un hombre convertido en insecto siempre me pareció la alegoría simbólica perfecta para expresar la angustia emocional tan frecuentemente asociada a la experiencia humana.
    Su trama llamativa marcó un umbral dentro de la literatura, y es una historia con múltiples interpretaciones.
    Kakfa logró lo que pocos han logrado: a través de un escrito encontró la manera devolverse infinito...

    En mi blog armé justamente un post respecto a este inmortal autor. Te invito a leer mi nota y comentarla!!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/10/kafka-o-como-transformarse-en-algo.html


    También, si querés podés seguirme en:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano


    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general. Saludos!!

    Luciano.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEMAS DE ROMEO Y JULIETA

SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOS

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES
SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOS
Los principales subgéneros periodísticos son nueve: tres de tipo informativo, cuatro de carácter más subjetivo o de opinión y dos subgéneros mixtos. Los primeros están formados por la noticia, el reportaje y la entrevista; los que se denominan de opinión están formados por el artículo de opinión, la columna, el editorial y las cartas al director; por último, entre los géneros mixtos destacamos la crónica y la crítica cultural.
1) GÉNEROS INFORMATIVOS
LA NOTICIA
La noticia es el género más característico del lenguaje periodístico y consiste en un breve relato en el que se informa sobre un hecho ocurrido recientemente. Constituye el elemento primordial de la información periodística y el género básico del periodismo Sus dos rasgos particulares son la brevedad y la objetividad, y su propósito no debería ser otro que el de informar de un suceso sin añadir ningún tipo de análisis o de comentario.
Los rasgos formales que caracterizan a l…

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA El autor William Shakespeare (Stratford-on-Avon 1564-1616) no es solo el más importante dramaturgo inglés del siglo XVII, sino una de las cumbres de la literatura universal. Hijo de un guantero (o comerciante de cueros y lanas) que llegó a ser alcalde, su familia había caído en desgracia, acusada de comercio ilegal de lana. En 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Ana Hathaway, de la que tuvo una hija y dos gemelos, pero no fue un matrimonio bien avenido, y él la abandonó. En 1587, Shakespeare marchó a Londres, donde entró en contacto con el ambiente teatral, al principio guardando los caballos de los espectadores nobles, luego como actor y posteriormente como autor anónimo. En 1589 escribió su primera obra dramática, Pericles, y dos años después, El rey Enrique VI. A partir de entonces, no cesa de escribir obras En 1594 Shakespeare dio un gran salto en su carrera y en sus pretensiones económicas, pues pasa a ser coempresario y a…