Ir al contenido principal

WERTHER Y LA OBRA LITERARIA DE GOETHE


            WERTHER Y LA OBRA LITERARIA DE GOETHE

            Johann Wolfgang Goethe cultivó todos los géneros literarios y puede decirse que apenas hubo actividad del espíritu y de la ciencia que no suscitase su atención. Este autor ofrecería su primera muestra de romanticismo al más puro estilo rousseauniano con su novela Las desventuras del joven Werther (1774), que se convertiría en la obra emblemática del Romanticismo europeo. En 1787, Goethe corrigió y aumentó esta obra, que había escrito en apenas cuatro semanas. La novela, de carácter autobiográfico, nos narra a través de una serie de epístolas que el joven Werther dirige a su amigo Guillermo (Wilhelm) la propia historia del protagonista, un joven apasionado y sentimental que abandona su ciudad para retirarse a la soledad de Wahlheim, una tranquila e idílica aldea donde se dedica a la pintura y a la lectura; será en esta aldea donde conozca a Carlota, una hermosa muchacha de la que queda absolutamente prendado. Pero Carlota está prometida con Alberto, un honrado lugareño. El amor brota del corazón del joven Werther, que se entrega a una rutina de visitas y anhelos amorosos. La vida del joven discurre, desde entonces, entre la esperanza de una posible relación con Carlota y la desesperanza ante la imposibilidad real de dicha relación. Werther intenta enderezar su vida, cambiar de rumbo alejándose de Carlota, pero sus sentimientos serán más fuertes que su razón. La noticia de la inminente boda de Alberto y Carlota  lo sume en un profundo desasosiego. A través de sus cartas, el lector aprecia el enamoramiento del protagonista, así como el aumento de su desesperación por el dolor y el desgarro por este amor imposible que acabará con el suicidio de este joven, falto de adecuación al mundo que le rodea, y como manifestación de una frustración existencial que los franceses denominarían el “mal du siècle”.
            Escrita en un tono un tanto lacrimógeno y dramático, con una prosa trufada de admiraciones e hipérboles, pero con un sutil análisis de la pasión amorosa y de sus efectos psicológicos, la novela tuvo una influencia decisiva en la construcción de la sensibilidad prerromántica. Numerosos jóvenes enfermos de amor imitaron a Werther y se suicidaron, como manifestación palpable de que a veces la realidad imita al arte; y muchos adoptaron la moda de los colores azul y amarillo de la indumentaria de Werther. El éxito del libro superó incluso a La nueva Eloísa de Rousseau, a pesar de que la obra fue duramente criticada por los moralistas de la época, tanto por lo escandaloso del suicidio como por el desafío que la obra manifestaba contra las convenciones sociales.
            La inspiración del Werther la encontró su autor a mediados de 1772 cuando, mientras era practicante como abogado en el tribunal de Wetzlar, se enamoró de Charlotte Buff, la novia y prometida de su colega, Kestner, y además recibió la noticia del suicidio de un amigo y colega suyo, que, depresivo por el amor imposible a una mujer casada, se había suicidado disparándose un tiro con una pistola que había pedido prestada a Kestner.
            El Werther de Goethe nace en un momento histórico alemán en el que se rompe de forma radical con el culto a las reglas y a la razón predominante hasta ese momento. Se estaba forjando toda una revolución en la lírica, el drama y la novela. Su aparición en otoño de 1774 supone la finalización en Alemania de una literatura dependiente de estilos y formas heredadas de regiones vecinas, de Inglaterra y Francia principalmente.

            Además de esta novela, Goethe publicó otras obras como poeta, novelista y dramaturgo. En su obra podemos considerar tres períodos:
a)      Prerromanticismo, hasta su viaje a Italia: desde 1767 a 1785. La obra más importante de este período es la novela anteriormente descrita. En el mismo año en que publicó Werther (1774), Goethe publicó un drama, Clavijo, en el que también se expresa el signo de los nuevos tiempos.
b)      Clasicismo, tras su viaje a Italia: 1786-1805. Después de dos años en Italia, Goethe encontró el fondo auténtico de su naturaleza; se hace clásico y ya no buscará la fuerza, sino la armonía; en Italia escribió Ifigenia en Táuride y, de vuelta a su patria, Torcuato Tasso, dos tragedias en verso, de gran pureza formal y con elementos clásicos. También escribe versos como los de Elegías romanas, una evocación de Italia, y Epigramas venecianos. De este momento son también su novela Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister, obra en la que retrata la sociedad alemana de su tiempo, y el poema épico Hermann y Dorotea.

  c)     Simbolismo: desde 1806 a 1832. De este período son las novelas Las afinidades electivas, sobre el tema del matrimonio, el amor y el adulterio, y los Viajes italianos, de carácter autobiográfico. Pero sin duda su creación más importante es Fausto, su obra cumbre, publicada en dos partes (1808 y 1832), y en la que tardó casi sesenta años en escribirla. El pacto del hombre con el diablo (Mefistófeles) a fin de recuperar la juventud y alcanzar el amor de la joven Margarita, es el tema central de Fausto, convertido en uno de los mitos de la literatura universal. Su tema no era nuevo, pues Goethe lo tomó de una leyenda medieval que circuló por todas las literaturas. La segunda parte de la obra, de tipo simbólico, aunque aparece escrita en forma de diálogo, es casi irrepresentable. En Fausto, Goehte se hallaba ya bastante distanciado de la fiebre romántica; Fausto es la encarnación del hombre moderno, una persona para quien los límites de su existencia se convierten en opresión, necesitando romperlos para satisfacer sus ansias de absoluto. En sus ansias para tomarlo todo, Fausto se convierte en símbolo de la humanidad.



Además de sus obras literarias, Goethe fue autor también de textos científicos sobre diversos temas, manifiestos, libros de viajes y su autobiografía, Poesía y verdad. La importancia de la obra de Goethe puede ser juzgada por la influencia que sus escritos críticos, su poesía, sus dramas y sus novelas ejercieron sobre los escritores de su época y sobre los movimientos literarios que él inauguró y de los que fue la figura principal.





Comentarios

Entradas populares de este blog

TEMAS DE ROMEO Y JULIETA

SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOS

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES
SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOSLos principales subgéneros periodísticos son nueve: tres de tipo informativo, cuatro de carácter más subjetivo o de opinión y dos subgéneros mixtos. Los primeros están formados por la noticia, el reportaje y la entrevista; los que se denominan de opinión están formados por el artículo de opinión, la columna, el editorial y las cartas al director; por último, entre los géneros mixtos destacamos la crónica y la crítica cultural.
1) GÉNEROS INFORMATIVOS
LA NOTICIALa noticia es el género más característico del lenguaje periodístico y consiste en un breve relato en el que se informa sobre un hecho ocurrido recientemente. Constituye el elemento primordial de la información periodística y el género básico del periodismo Sus dos rasgos particulares son la brevedad y la objetividad, y su propósito no debería ser otro que el de informar de un suceso sin añadir ningún tipo de análisis o de comentario.
Los rasgos formales que caracterizan a l…

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA El autor William Shakespeare (Stratford-on-Avon 1564-1616) no es solo el más importante dramaturgo inglés del siglo XVII, sino una de las cumbres de la literatura universal. Hijo de un guantero (o comerciante de cueros y lanas) que llegó a ser alcalde, su familia había caído en desgracia, acusada de comercio ilegal de lana. En 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Ana Hathaway, de la que tuvo una hija y dos gemelos, pero no fue un matrimonio bien avenido, y él la abandonó. En 1587, Shakespeare marchó a Londres, donde entró en contacto con el ambiente teatral, al principio guardando los caballos de los espectadores nobles, luego como actor y posteriormente como autor anónimo. En 1589 escribió su primera obra dramática, Pericles, y dos años después, El rey Enrique VI. A partir de entonces, no cesa de escribir obras En 1594 Shakespeare dio un gran salto en su carrera y en sus pretensiones económicas, pues pasa a ser coempresario y a…